6.2.13

MADURO Y CABELLO (Miércoles 06-02-2013)


El gobierno revolucionario denunció en días pasados la preparación de atentados contra Maduro y Cabello. La noticia despertó la burla de la oposición y tuvo repercusiones en nuestras filas. El suceso merece estudio.
Creemos en la gravedad de la noticia, no la desestimamos, nos preocupa la protección de nuestros líderes, ya atentaron contra Chávez: su enfermedad fue sembrada. Confiamos en los cuerpos del Estado encargados de la tarea. El resguardo policial, militar, es una parte importante de la operación de protección, pero lo fundamental es la movilización organizada, consciente, de la masa chavista. Disuadir a la oligarquía.
La sola intención de los atentados es, como dice el Comandante Chávez, el látigo de la reacción que ayuda al avance de la Revolución. Los oligarcas están dispuestos a todo por truncar a la Revolución, mientras avancemos ellos mostrarán su cara fascista. Su simulación democrática es una hipocresía que reservan para cuando estén en el poder.
¿Qué hacer?
La mayor defensa para nuestros líderes, hoy amenazados, es profundizar el Socialismo, delinearlo sin ambages, desechar los coqueteos con el capitalismo. En resumen, delimitar los campos, poner la batalla en su justo lugar: que todo el mundo sepa en qué campo ubicarse y por qué lo hace. Así tendremos una fuerza moralizada, capaz de disuadir al fascismo de cualquier aventura. Que sepa el oligarca fascista, como dijo Fidel, que la aventura tendrá un costo tan grande para ellos que no lo podrán pagar.
El enemigo debe saber de nuestra unidad fraterna, maciza, que si tocan a alguno de nuestros líderes estarán tocando a todo el pueblo chavista, el proceso no lo pararán con intriguillas ni atentados, al contrario, desatarán una fuerza telúrica que conmocionará al Continente. Recordemos a Gaitán y al Bogotazo. El enemigo debe saber que no somos cretinos para caer en trampitas cocinadas en el norte, el chavismo está blindado contra maniobras.
Tomamos en serio las amenazas de los atentados, nos alertan de las intenciones oligarcas. No podemos esperar más, es necesario profundizar ya, construir Socialismo con más Socialismo, concientizar a la masa, construir conciencia socialista con Socialismo, estimular la nueva relación fraterna entre nosotros, estimular la nueva ética, establecer en el alma la nueva moral, apoyarnos en la Conciencia del Deber Social.
Esta es la mayor contribución a la protección de nuestros líderes. Pero si se atreven, ese día quedará inscrito en la historia como el instante cuando comenzó una nueva etapa para Venezuela y para la humanidad, cuando el pueblo liberó su fuerza destructora de lo viejo y constructora de lo nuevo, y definitivamente dio al traste con el sistema capitalista, la liberación del humano tomó vías definitivas de redención.
¡Frente a toda amenaza, más Socialismo! ¡Solucionar con Socialismo! ¡Al capitalismo ni tantico así! ¡Nada político, nada económico! ¡Transformar a los Consejos Comunales, a los Comités de resteaos con Chávez y a los sindicatos, en formidable fuerza política defensora de la Revolución, que es defenderse a sí mismo!
¡Con Chávez siempre!

2 comentarios:

José Pereira dijo...

Una vez más, las coincidencias del análisis político nos situan a los venezolanos, en posiciones de defensa. Pero la mejor defensa es el ataque, afinemos como lo decia Ali Primera, "la punteria del del canto contra las bestias", pero no solo es el canto, es el trabajo, es la formación, es la idiología combertida en fuerza transformadora.

Eliecer Macias dijo...

Sostengo que debe darse mayor impulso a los consejos comunales profundizando la ideología revolucionaria, para tener en cada consejo comunal motores impulsores activos del proceso como un todo, que se acabe la idea de que el consejo comunal es sólo una sociedad parásito, y renovarlos con formación ideológica con compromiso pleno. Eliecer Macias