7.12.12

EL PAPEL DE LOS REVOLUCIONARIOS (Viernes 07-12-2012)


El papel de los Revolucionarios es hacer la Revolución. Sabias palabras de Fidel que resumen un mandamiento central, alrededor de esto orbita todo el empeño de los revolucionarios.
Los partidos revolucionarios tienen como deber hacer la Revolución, esto es, ayudar, empujar allí dónde más falta hace. Hacer la Revolución en la realidad, en la práctica, o como decía Marx: transformando al mundo.
¿Cómo hacerlo?
Lo primero es estudiar, analizar la realidad, interpretarla y, a partir de esa interpretación, determinar la ubicación del esfuerzo transformador. Veamos.
Ya se ha dicho que Chávez es un milagro político y, como todo milagro, ocurre en lo asombroso, en lo inesperado. Es en un país imprevisto y por la punta equivocada, como diría Trotsky, que se empieza a desenrollar la madeja de la historia. Chávez es el centro de esta delicadísima Revolución, es necesario preservar su liderazgo. Esta es la primera conclusión del análisis de la realidad.
La segunda conclusión es que hay una gran falla ideológica. Venimos de una devastación teórica: la caída de la Unión Soviética arrastró la teoría al foso, abrió atajos para desilusionar a las masas con tesis que desarmaron a la política, haciéndola mero ejercicio ecológico, lucha de minorías, racismo. Simultáneamente transitamos la soberbia, combinación propiciadora para el invento sin base, para el extravío, terreno fértil para experimentos de la pequeña burguesía, más interesada en apariencias de cambio que en cambios profundos, los que verdaderamente transforman al mundo.
Es necesario retomar el rumbo teórico, la praxis, vale decir, la práctica dirigida por la teoría rigurosa. En este campo es donde los partidos tienen, o deberían tener, mucho que aportar. La discusión debe elevarse, las metas deben ser altruistas, se debe dejar de lado la búsqueda del pequeño poder, la política sin contenido ni objetivo ideológico ¡Qué falta hace una revista ideológica, un foro de discusión densa!
Los temas son muchos y variados: ¿Qué es la propiedad de los medios de producción? ¿Cómo elevar la Conciencia del Deber Social? ¿A cuál proyecto beneficia la entrada en Mercosur? ¿Cómo es la integración que necesitamos? ¿Cuál es el concepto de potencia? ¿Pueblo o clases sociales? ¿Es posible la democracia directa o es más democrática la democracia indirecta? ¿La centralización, la integración nacional, la ALBA perdieron vigencia? ¿Cómo es el internacionalismo de esta Revolución? ¿La soberanía tecnológica es posible sin soberanía científica de primera línea? Estos son algunos de los puntos a discutir, pero no podemos olvidar nuestra relación con la naturaleza, las necesidades, la producción.
El deber de los revolucionarios está claro, es con Chávez porque es la única posibilidad del Socialismo, no hay otra, es estar con el estudio y la producción teórica que tanta falta hace.
Votaremos por los candidatos de Chávez, es la única manera de mantener abierta la posibilidad revolucionaria. Que nadie se engañe, la Revolución es con Chávez o no es. Eso de: “con el proyecto pero sin Chávez” es traición, una burda trampa.
¡Con Chávez siempre!

1 comentario:

Williams Garcia dijo...

Muy buen análisis Antonio, en el caso de marras explicas algo muy importante que ojalá algunos revolucionarios que ostentan cargos de elección popular lo hicieran en la praxis y logren ayudar en la lucha ideológica que es donde creo que hemos ido perdiendo la batalla a tal punto que la revolución ha estado al borde del abismo.