22.5.06

¡LOS ESTADOS UNIDOS NO VENDEN NI MORAL NI CONCIENCIA!

Los Estados Unidos prohíben la venta de armas a nuestro país. Esta resolución del imperio se convirtió en el centro de la discusión, los patriotas y los imperiales revolotean la medida.
Lo primero que debemos decir es que la resolución no es aislada, forma parte de un estructurado plan para yugular a la Revolución Bolivariana, se trata de una fina jugada dentro de la guerra asimétrica. Veamos.
Hoy más que nunca es necesario recodar las palabras del Libertador: los Estados Unidos parecen destinados por la providencia a plagar a la América de miseria y oprobio
El imperio nos aplica la táctica de la tenaza. Así capturaron a Nicaragua, expliquemos. La tenaza tiene dos brazos : uno, es satanizar la revolución, en Nicaragua la asociaron a la guerra, aquí en Venezuela hacen lo mismo; el otro brazo, es santificar la opción opositora, allá lo hicieron con Violeta Chamorro, aquí lo hacen estimulando la conciliación. Los brazos de la tenaza se cerrarán cuando nos coloquen frente a la necesidad de escoger entre estas dos opciones: o el desastre o la convivencia. En Nicaragua les dio resultado, aquí debemos luchar duro para desenmascarar la tenaza imperial. Debemos conocer el plan para poder derrotarlo. Así funciona.
Aupan a la tendencia conciliadora que propugna la colaboración entre oligarcas y revolucionarios. Ven con buenos ojos a la Comisión Nacional para el Estudio de la Delincuencia, la forma como se está queriendo resolver la problemática de la vivienda, en junta con los bancos y la industria privada de la construcción, aplauden las invitaciones al Canal Ocho de los personeros golpistas como Quiroz. Así, aprovechando nuestras debilidades, construyen el brazo blando del plan imperial, una engañosa imagen de armonía que confunde a la gente. Junto a este ambiente de falsa armonía se edifica el brazo duro, que es la amenaza de guerra. Se hace creer que el problema de la paz es un asunto de bajar el tono del discurso, dejar de buscar pleito, de tranquilizarse, en pocas palabras, que es el Comandante el que construye la hostilidad, y se desliza el cuento de que el imperio nos perdonará si Chávez sale del juego. Transforman la lucha en una alternativa entre el Comandante o la paz. El Comandante es el miedo, arrodillarse frente a Estados Unidos es la paz. ¡Mentiras! ¡Trapacería barata! La conciliación y la guerra son dos caras de la misma infamia.
Lo que realmente nos ofrece el imperio es la disolución de la nacionalidad, la condena del pueblo a la miseria material y espiritual. Lo que nos ofrece los Estados Unidos es la paz de los sepulcros, la paz de los arrodillados, la paz que exige que traicionemos la herencia de los libertadores y al Comandante Chávez.
Hoy, más que nunca, con Chávez todo, sin Chávez nada.
Sólo el Socialismo salva al pueblo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Super color scheme, I like it! Keep up the good work. Thanks for sharing this wonderful site with us.
»

Anónimo dijo...

Super color scheme, I like it! Good job. Go on.
»

Anónimo dijo...

Interesting website with a lot of resources and detailed explanations.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.