25.5.06

ACOSTA CARLEZ, PRESAGIO DE GLOBALIZACIÓN.

Plantea Acosta, que hay un problema asistencial, y frente a eso acude a las formas capitalistas para resolverlo. Intenta privatizar la salud sosteniendo su decisión en la afirmación, y esto es lo más importante, de que esta Revolución puede resolver sus problemas apoyándose en la empresa privada, ¡privatizando!
La sinceridad de Acosta Carlez, gobernador de Carabobo, tiene la virtud de colocar en cielo abierto una situación que venía desarrollándose en sordina. Veamos.
Acosta intenta privatizar la salud en Carabobo, y con su propósito queda en evidencia la debilidad teórica de la Revolución bolivariana. Esto es, sin duda, uno de los mayores aportes que esta situación hace a la marcha de la Revolución. Los bolivarianos no podemos dejar pasar esta oportunidad de poner sobre la mesa de discusión varios problemas teóricos fundamentales, la Revolución se resiente de la postergación de la discusión, recordemos que una Revolución no puede ir más lejos que la teoría que la sustenta. Y la falla que hoy Acosta y su planteamiento, nos evidencia la imprecisión teórica de nuestra Revolución. La escaramuza planteada por el gobernador de Carabobo alerta la necesidad urgente de ajustar el rumbo de la Revolución.
Lo de Acosta no es un hecho aislado, se trata de una tendencia francamente restauradora dentro de la Revolución bolivariana, que obedece a una ley del Capitalismo actual, según la cual, la forma capitalista menos evolucionada, en este caso Capitalismo Nacional, tiende aceleradamente a la forma más evolucionada, es decir, a la forma globalizada neoliberal. O, dicho en sencillo, el Capitalismo tiende a crecer hasta alcanzar la forma más evolucionada mundialmente. Por eso no puede existir Capitalismo Nacional, todo Capitalismo se globaliza o perece. Y lo de Carabobo, la privatización que asoma, es un paso en esa evolución del capital. Podemos resumir diciendo, si el Socialismo no avanza, lo hace el Capitalismo.
La situación nos alerta, es necesario convocarnos a discutir, la Misión Teoría es un asunto de vida o muerte, estamos en el deber de salvar la revolución. Acosta ha puesto de manifiesto el dilema de hoy: se trata de decidir si está Revolución avanza hacia el Socialismo o, por el contrario, continua el coqueteo con las formas capitalistas. De ser así, a pesar de los buenos deseos, será inevitable la entrada, por la puerta de atrás, a la globalización mundial, al TLC. No hay medias tintas, no existen formas atenuadas de Capitalismo. La decisión para nosotros está muy clara, ya lo dijo el Comandante:
“Socialismo o muerte”
¡Sólo el Socialismo salva al pueblo!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey what a great site keep up the work its excellent.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.