2.8.12

EL ALEPH (Jueves 02-08-2012)


Si deshojamos a la Revolución de todos los conceptos, de toda definición, buscando la esencia profunda, la idea central, al final encontraremos al amor. Quizá podemos aventurarnos y, con el permiso de Borges,  decir que el amor es el Aleph de la Revolución , el punto que contiene a todos los otros puntos, el concepto que incluye a todos los otros conceptos.
El vigor de una Revolución se mide por la calidad amorosa de la relación en su vanguardia, y la relación de amor que instale en la sociedad, lo demás viene por añadidura. La historia de las revoluciones nos habla de la fuerza del amor en la construcción del nuevo mundo: la relación fraterna fraguada en las difíciles circunstancias de la Sierra Maestra determinó la fortaleza íntima de la Revolución Cubana , le permitió construirse. Su relación de respeto a la vida es legendaria, aún se habla de su consideración a los prisioneros y el profundo cuidado a las ideas.
El respeto al humano, a la vida, deben ser custodiados como el núcleo central de una Revolución, si este núcleo se debilita todo está perdido. En el capitalismo el humano es considerado mercancía, reconocido sólo como cosa. Este respeto, esta consideración al humano, a la vida, es la diferencia esencial de la Revolución con el capitalismo oligarca.
Todas las Revoluciones, todos los intentos revolucionarios fracasados, primero se privaron del amor, lo sustituyeron por otras consideraciones, por otras razones, rompieron la relación amorosa con la vida. La muerte, el odio, el egoísmo, ocuparon el lugar del amor. En el fondo de esas derrotas está la sustitución de la vida, del humano por la cosa, por la mercancía, por el dinero, prestigiaron los índices y olvidaron el corazón. De esta manera perdieron su fuerza, su razón de ser, y sucumbieron frente a las sirenas del capitalismo, devoraron a sus hijos.
La Revolución Bolivariana es vigorosa porque es guiada por profundos sentimientos de amor, el pueblo siente la vocación amorosa del Comandante, del gobierno por el bienestar de todos, su humanismo. Esta capacidad ha hecho posible que la Revolución supere obstáculos formidables, que se estrechen lazos entre Chávez y el pueblo que son garantía de continuidad del proceso. El amor, el humanismo, el naturalismo, deben ser la base intocable de la Revolución Bolivariana , porque sin dudas son el soporte de la nueva sociedad, del Socialismo.
Martí, con la visión propia de los grandes hombres, vislumbraba la esencia de la batalla y la urgencia de triunfar en ella, su guerra no era sólo por liberar a su Patria, sino que era combate por el humano, por la Humanidad , ponía el amor por encima del egoísmo, del odio. Martí caracterizaba a la guerra por la liberación de Cuba con este pensamiento: "por Dios que esta es guerra legítima, la última acaso esencial y definitiva que han de librar los hombres: la guerra contra el odio."
Demos a esta batalla nuestra la dimensión universal, dotémosla de la fuerza del amor, así la haremos invencible.
¡Chávez es Amor que derrota al capitalismo!

4 comentarios:

duviel manso dijo...

marti dijo que existian dos clases de personas en el mundo los que aman y construyen y los que odian y destruyen...el che dijo que no se concibe un auténtico revolucionario que no esté movido por grandes sentimientos de amor y que la cualidad más bella de un revolucionario es sentir en los mas hondo y temblar de indignación cada vez que se cometa una injusticia contra un ser humano en cualquier parte del mundo, martí dijo nadie tiene derecho a dormir tranquilo mientras halla un solo hombre infeliz

duviel manso dijo...

marti dijo que existian dos clases de personas en el mundo los que aman y construyen y los que odian y destruyen...el che dijo que no se concibe un auténtico revolucionario que no esté movido por grandes sentimientos de amor y que la cualidad más bella de un revolucionario es sentir en los mas hondo y temblar de indignación cada vez que se cometa una injusticia contra un ser humano en cualquier parte del mundo, martí dijo nadie tiene derecho a dormir tranquilo mientras halla un solo hombre infeliz

duviel manso dijo...

marti dijo que existian dos clases de personas en el mundo los que aman y construyen y los que odian y destruyen...el che dijo que no se concibe un auténtico revolucionario que no esté movido por grandes sentimientos de amor y que la cualidad más bella de un revolucionario es sentir en los mas hondo y temblar de indignación cada vez que se cometa una injusticia contra un ser humano en cualquier parte del mundo, martí dijo nadie tiene derecho a dormir tranquilo mientras halla un solo hombre infeliz

duviel manso dijo...

marti dijo que existian dos clases de personas en el mundo los que aman y construyen y los que odian y destruyen...el che dijo que no se concibe un auténtico revolucionario que no esté movido por grandes sentimientos de amor y que la cualidad más bella de un revolucionario es sentir en los mas hondo y temblar de indignación cada vez que se cometa una injusticia contra un ser humano en cualquier parte del mundo, martí dijo nadie tiene derecho a dormir tranquilo mientras halla un solo hombre infeliz